Vino del mes de Julio

Actualizado: oct 8

Estaba deseando que llegara la Selección de julio que, como sabéis, para dar la bienvenida al comienzo del verano, suelo dedicar a vinos blancos. Este año con más motivo, a ver si podemos apartar cuanto antes esta primavera de confinamiento, y porque lleva una historia personal que creo merece ser comentada.

He elegido un vino de la D.O. Rías Baixas. Esta D.O. gallega, es la más grande de toda Galicia, tanto en productores, como en extensión, donde sus vinos gozan de un mayor reconocimiento internacional gracias a los gurus del vino de revistas especializadas que han hecho un reconocimiento  a su buen hacer.

D.O. Rías Baixas

Os voy a contar mi historia personal con la bodega.

Me remonto al mes de febrero del 2019, 7 amigos sumilleres nos reunimos para organizar una visita de 3 días durante las vacaciones en el mes de agosto, proponemos un punto vinícola de la geografía, y así poder conocer más de cerca un territorio. Nos decidimos por conocer más de cerca la famosa bodega Do Ferreiro, quizás una de las 5 bodegas que han marcado esta D.O.

Sus primeros vinos datan de los años '90 y después de 30 años, sigue siendo el espejo de muchos bodegueros que quieran hoy iniciarse. La bodega está situada en el Valle del Salnés, en el pueblo de Meaño (Pontevedra), a escasos 7 km hacia el interior de Sanxenxo, que seguramente situaras mejor.


Tuvimos la suerte de conocer a toda la familia en un ambiente muy cercano que imponía el patriarca de la bodega, Gerardo Méndez, y así continuando la escala familiar hasta sus 2 nietas, de 12 y 5 años. Cada vez que Gerardo nos abría una botella de añadas antiguas les veía una sonrisa cómplice, eso indica el sentir de esta familia por el vino.

Gerardo Méndez cada mañana sigue organizando las tareas en el campo junto a parte de su equipo, él comenta que el cuidado que le ofreces al suelo y a la planta, ella te lo va a devolver. Manuel Méndez (su hijo) se encarga de la parte técnica en la bodega desde la cosecha de 2014, su padre le dijo que en casa él le iba a enseñar todos sus secretos (como cualquier padre a su hijo) pero tenía que salir a trabajar y conocer filosofías y formas de hacer distintas, que se dan en otras partes del mundo. Así lo hizo, hoy pertenece a esa joven hornada de enólogos que investigan y "casi cuentan las mariquitas o abejas que tiene el viñedo", en su afán por tener todo controlado, unido a una visión internacional enorme.

Esos tres días fueron intensos, desde las 9.30 de la mañana, visita a una viña y, después del recorrido, junto a su explicación, abrían una botella del vino que se elaboraba en esa parcela y así poder ver las diferencias del vino según los suelos (granito, granito con mica, pizarra, …), la exposición al sol, o la edad del viñedo (hay viñas con más de 120 años).


Y aquí tenemos este albariño, el Do Ferreiro 2019.

Vas a ver un vino amarillo verdoso brillante, sentir una nariz fresca de frutas amarillas ácidas, sensaciones florales, junto a la sensación que ofrece el monte de eucalipto en la humedad de la mañana. Su boca, es seca, con una textura muy fresca propia del estilo que ha hecho famoso a la bodega, fluye por el paladar llevando consigo salinidad, unido al yodo que sentimos al chupar una concha de esas tierras gallegas y final ligeramente goloso de fruta fresca.

Creo que te va a encantar y, si te apetece y tienes espacio donde almacenarlas correctamente, es un vino que yo guardaría de 3 a 10 años. Me gustaría, en este caso, que pudiéramos comentar cómo ha evolucionado el vino, sin ninguna crianza, salvo el mantenimiento con sus lías finas después de su fermentación. ¡¡SALUD!! Luis

mujer-degustando-habano

Petrolbonvivant

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

  • Facebook Petrolbonvivant
  • Twitter Petrolbonvivant
  • Instagram Petrolbonvivant
  • Pinterest Petrolbonvivant

© 2020 by Petrolbonvivant