• Diego de Petrolbonvivant

Guantes de conducir: cuestión de actitud.

Actualizado: oct 18

Los guantes de conducir están de moda y llevan unos años de continuo crecimiento, al principio concebidos como un artículo de lujo y muy limitado, que poco a poco se ha ido democratizando.

Hoy sin embargo podemos disfrutar de un amplio espectro de productos, que se ajustan a todos los bolsillos.


Es bastante frecuente que veamos a sus orgullosos poseedores, posar con ellos en las redes sociales, generando bastante expectación (damos fé!)



El resurgimiento de marcas, que atestiguan esta tendencia, no sólo han permitido ampliar la oferta disponible, ofreciendo diferentes estilos, acabados y calidades, sino que también está permitiendo mantener el oficio de los artesanos de la piel, ya que una gran parte son elaborados a mano, siguiendo los mismos patrones que antaño.

En definitiva, los guantes se han convertido en el complemento perfecto de todo Gentleman Driver que se precie. Sigue leyendo y te contamos un poco más de un complemento que es cultura del automóvil.

The Outlierman



El origen


Su utilización data de finales del siglo XIX, pareja a la de los primeros automóviles. Y es que los inicios fueron menos glamurosos de lo que pueda parecer: los primeros automóviles tenían un volante metálico, que transmitía perfectamente las inclemencias del tiempo, frío en invierno o muy caliente en verano que añadía el sudor para complicar un poco más las cosas. A todo esto sumamos, que los coches carecían de techo y parabrisas, por lo que era bastante habitual recibir el impacto de piedras e insectos. Y por último, las vibraciones: estos primeros coches tenían las ruedas de madera y carecían de un sistema de suspensión mínimamente eficaz, que unido al pavimento de los caminos, debían hacer de la conducción un “placer” bastante relativo.


En esta etapa, no era tan importante la sensibilidad y primaba mucho más la comodidad y seguridad a la hora de domar esas primeras máquinas, por lo que los guantes tenían varias capas para aumentar el grado de protección.

Como en tantos otros casos, a raíz de las primeras competiciones automovilísticas es cuando el uso de los guantes se perfecciona, buscando una mayor sensibilidad. Además se empiezan a utilizar volantes de madera, que en algunos casos se astillaban y por lo tanto los guantes volvían a tener una clara función protectora, y evitaban que el piloto sufriera más daños.


La tecnología ha evolucionado todo, también los guantes de conducir, siendo el máximo exponente la competición contando con materiales ignífugos, fibras con una adaptación de “segunda piel” y multitud de sensores biométricos que permiten recoger tanto el movimiento como los datos relativos a las pulsaciones o el oxígeno en sangre del piloto.

Guantes OMP de Charles Leclerc 2018 Alfa Romeo Sauber F1 Team


Pero para el común de los mortales, el uso de guantes de conducción se ha convertido en un artículo muy de moda gracias a la gran pantalla.

Pero a pesar de todo siguen despertando miradas de incredulidad por parte de mucha gente. Sí, es verdad que su uso tiene mucho de "postureo" por aquello de la imagen (pero es que quedan tan bien!), pero no debe de preocuparte... a menos que los uses para andar por la calle (cuando podamos volver a salir, claro).




Además del tema estético, siguen teniendo múltiples beneficios a la hora de conducir (a pesar de tener parabrisas y aire acondicionado). Hacemos un breve repaso para que crezca tu argumentario social.


  • Mejoran el agarre

Tener un buen agarre del volante incrementa mucho tu seguridad. Seguro que piensas que los volantes actuales no tienen nada que ver con los de los primeros coches. Es cierto, pero a pesar de ello, quien más o quien menos ha tenido un patinazo involuntario al volante. Muchos de los guantes ya presentan en la palma de la mano tipos de piel mas sensible o pequeñas ondulaciones que ayudan a aumentar el agarre y a tener mayor precisión.

Con los guantes, mejora el tacto y agarre del volante (Guantes: Cafe Leather mod. Tritón Yellow)


  • Ayudan a combatir fatiga y cansancio

No deja de ser una de las funciones básicas desde el inicio de su uso, y es la de absorción de vibraciones. ¿No te pasa cuando llevas un rato conduciendo que empiezas a necesitar levantar las manos del volante? Esta sensación se acrecienta si lo que conduces es un coche clásico, y es que las manos se pasan todo el rato recibiendo vibración a través del volante.




  • Aumentan el confort

Este motivo es muy habitual en España, sobre todo si no has tenido la oportunidad de estacionar tu coche a resguardo. En verano es habitual que el volante “queme” por el impacto directo del sol. No sólo eso, el efecto del aire acondicionado y la brusca bajada de temperatura, provoca que la piel vaya perdiendo humedad y se deteriore más rápido pudiendo en algún caso llegar a cuartearse. Y qué decir en invierno, sobre todo si no tenemos la suerte de estacionar bajo techo, muchas veces es un suplicio tratar de agarrarlo. Los guantes establecen una barrera térmica suficiente hasta que logres que aire acondicionado o la calefacción se hagan notar.

  • Preservan el volante

El sudor y la propia suciedad que tenga el volante y/o la mano, van degradando el volante (bien sea de cuero o madera). Seguro que todos hemos conducido algún coche donde el volante de cuero empieza a brillar más de la cuenta y empieza a ser tan suave que a veces hasta se resbala… pues sí, la piel de ese volante se ha degradado.




¿Qué guantes escoger?


En el mercado hay multitud de opciones, que se adaptan a casi todos los presupuestos (hasta zara.com lanzó unos hace unos años), lo principal es que cuenten con buenos materiales, preferiblemente piel, que permite una transpiración correcta de la mano, así como un mantenimiento de la tempura óptimo.


Es obvio, pero te recuerdo que existen modelos para damas y caballeros, no pienses que es algo exclusivo del sexo masculino. Así que fíjate, sobre todo si vas a comprarlos online.


Busca que sean muy cómodos a tu mano. Piensa que su función es que sean usados bastante rato, así que te recomiendo que los pruebes y veas que no hay costuras ni pliegues que te hagan daño. Y es que como con los zapatos y las hormas, las manos de cada uno de nosotros no son iguales, y por lo tanto te vas a encontrar con diseños y cortes con los que te vas a sentir más cómodo. Personalmente, me gusta que vayan muy bien ajustados a la mano, que sean como una segunda piel.




Adecua el guante a la época del año. Los hay de verano, entretiempo e invierno (mientras escribo esto me viene a la mente la imagen de un amigo conduciendo un Cobra en invierno, con gorro de borrego como los pilotos de caza y... ¡manoplas a los esquimal!).


Por último, céntrate en el diseño. No dejan de ser un accesorio de moda y buscas que combinen perfectamente con tu coche y tu look.




Selección editorial


No podíamos dejarte sin una recomendación (diría mucho y nada bueno de nosotros), así que nos hemos dado una vuelta por alguna de las marcas que nos parecen más representativas. Vaya por adelantado que todas ofrecen un producto de altísima calidad, así que con ninguna vas a equivocarte.


Nuestro TOP de guantes son:


1. Outlierman - Heritage Crimson Stringback

Su diseño rememora a los guantes utilizados por pilotos de los '50 en carreras míticas con la Mille Miglia, con tejido de rejilla en el dorso de la mano (de algodón), que garantizan una óptima ventilación y una fina piel de napa de cordero en la palma, que asegura un agarre perfecto.

Hay dos versiones, normales o los fingerless... ambas sublimes.

Vienen además acompañados de una funda de cuero, donde los puedes guardar sin temor a qué se dañen cuando no los uses.

Elaborados en Italia, por auténticos artesanos.


Si te interesan, los tienes en este link The Outlierman. Utiliza el código "PETROLBONVIVANT" y tendrás los gastos de envío gratuitos.


2. Opinari - Diablo Giallo

Inspirado en los diseños de los '90 es otra de las opciones que más nos han gustado, con un look muy racing.

Diseñados en Holanda y realizados a mano en Italia. En piel negra de cerdo pekary, con costuras en hilo amarillo, que se mimetizan perfectamente con el volante de cualquier Toro de Sant'Agata Bolognese.

Si pinchas aquí, podrás ir directamente a la tienda de Opinari-Drivers.


3. Christophe Fenwick - TYPE LM Ltd Tour Auto

Diseñado por el propio Christophe Fenwick, apasionado por los coches clásicos, que una vez no encontraba el tipo de guante que deseaba. Inspirado en los guantes de carreras de los `60, se trata de una edición limitada que se realizó en 2019 para la Tour Auto Optic 2000, un tour de coches clásicos repartido en 5 etapas que recorre Francia y pasa por los más míticos circuitos (Dijon-Prenois, Nevers Magny-Cours, Charade y el mítico Bugatti en Le Mans).

Realizados por artesanos, en piel de cordero perforada para mejor transpiración, a la que luego se le aplica una patina individualmente a cada par de guantes, para que tenga un look vintage.

Aquí te dejamos link directo a la tienda de Christophe Fenwick.


4. Café Leather Supply - Tritón

Realizados por artesanos en España, en piel ovina. Tienen el clásico diseño de guantes de competición e incorporan cierre Cobrax, junto a una banda elástica, que hacen que tengan un ajuste perfecto. Hay varios colores muy interesantes, pero nos decantamos en esta ocasión por el verde "Islas Cies". Te dejamos el link por si sientes la tentación Cafe Leather Supply.


¿Sabes ya cuáles son los tuyos?


Apúrate que ya queda menos para que podamos tomar unas curvas


A disfrutar sibarita!


Nuestro agradecimiento a The Outlierman, Opinari-Drivers, Christophe Fenwick y Café Leather Supply por la ayuda brindada.

mujer-degustando-habano

Petrolbonvivant

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

  • Facebook Petrolbonvivant
  • Twitter Petrolbonvivant
  • Instagram Petrolbonvivant
  • Pinterest Petrolbonvivant

© 2020 by Petrolbonvivant